Terapias para el Dolor con Realidad Virtual

Terapias para el dolor

Terapias para el Dolor con Realidad Virtual

Las aplicaciones terapéuticas de la realidad virtual van más allá del campo de la psicología y la salud mental: el tratamiento y gestión del dolor -situado en la salud fisiológica- está probando una amplia evidencia científica. Diversos estudios han investigado cómo esta tecnología puede ayudar tanto a niños como adultos en el dolor agudo y dolor crónico. Las terapias de distracción del dolor se analizan como una terapia alternativa o complementaria a los tratamientos farmacológicos (opiáceos en su mayoría) que a menudo presentan efectos secundarios y adicción. 

Aunque se llaman terapias de distracción del dolor, van mucho más allá de lo que podemos pensar. Jeffrey I. Gold (1), director de la Clínica de control del dolor Children’s Hospiral de Los Angeles apunta: “Es diferente a leer un libro o jugar con un juguete. No es sólo una distracción, es una experiencia multisensorial que atrae la atención de una persona a un nivel mucho más profundo. Es como un narcótico endógeno que proporciona un estallido fisiológico y químico que te hace sentir bien”. 

Hasta ahora se ha utilizado la realidad virtual de manera más amplia y exitosa para ayudar a niños y adultos a soportar el dolor agudo en entornos médicos, por ejemplo en intervenciones médicas simples (como punciones venosas), así como las más invasivas, como el cuidado de heridas, pacientes con quemaduras importantes o quimioterapia. En todos estos casos los pacientes reportaron una reducción de la percepción del dolor, la ansiedad y la angustia general durante los procedimientos (1)(2). 

En el caso del dolor crónico están saliendo nuevos estudios (3) que muestran que la realidad virtual puede atenuar el dolor y mejorar la efectividad de otras técnicas como la fisioterapia, la hipnosis o la terapia cognitiva conductual para aliviar a los afectados. Se estima que uno de cada seis españoles (17%) sufre de dolor crónico. A menudo los pacientes con dolor crónico tienen miedo de moverse, lo que en realidad puede empeorar su problema. Algunos programas de realidad virtual hacen que los pacientes ejerciten suavemente las partes del cuerpo lesionadas o afectadas y amplíen así su rango de movilidad, a la vez que bloquean la capacidad del cerebro para registrar el dolor.

Además la realidad virtual también puede ayudar en la gestión del dolor usándola como un complemento a nivel cognitivo, enseñando habilidades de afrontamiento y de mindfulness que los pacientes podrán usar después para ayudarles a disminuir el dolor crónico. “El aprendizaje cambia el cerebro y les brinda a los pacientes algo que continúa funcionando cuando se quitan las gafas. Cuando los pacientes se dan cuenta de que su dolor no es inevitable, son más receptivos a hacer ejercicios de fisioterapia y es más probable que se muevan solos «. Explica el Dr. Hoffman. 

¿Pero cómo funciona el efecto analgésico de la realidad virtual? La explicación más aceptada está en la Teoría de la compuerta del dolor (“Gate control”). Esta teoría explica que los mensajes de dolor viajan a través del sistema nervioso y se encuentran con “puertas” en la médula espinal. Los estímulos no dolorosos cierran estas “puertas” al estímulo doloroso, evitando que la señal llegue al cerebro y se de la sensación dolorosa. 

La terapia con realidad virtual es una vía relativamente nueva para el dolor agudo y el dolor crónico, pero los primeros resultados muestran que puede ser un tratamiento efectivo, tanto solo por su efecto analgésico como como terapia complementaria. En una sociedad donde el uso excesivo de medicamentos opioides ha provocado adicción y graves efectos secundarios (además de los altos costes), es prioritario encontrar nuevas alternativas para lidiar con el dolor. La realidad virtual además de mostrar una amplia evidencia, sigue avanzando a nivel tecnológico y reduciendo sus costes para hacerla más accesible. 

Referencias

  1. Gold, J. I., Kant, A. J., Kim, S. H., y Rizzo, A. S. (2005). Virtual anesthesia: The use of virtual reality for pain distraction during acute medical interventions. Seminars in Anesthesia, Perioperative Medicine and Pain, 24(4), 203-210.
  2. Hunter G. Hoffman, David R. Patterson, Gretchen J. Carrougher, M.N., and S. R. S. (2001). Effectiveness of Virtual Reality-Based Pain Control With Multiple Treatments. The Clinical Journal of Pain, 17, 229–235.
  3. Jones, T., Moore, T., y Choo, J. (2016). The Impact of Virtual Reality on Chronic Pain. PLoS ONE, 11(12), 1-10.

También te puede interesar: