Exposure therapy

5 Cosas sobre la Terapia de Exposición Prolongada

5 Cosas Que Debes Saber Sobre la Terapia de Exposición

Durante los últimos años, el tratamiento más extendido y con mayor evidencia científica para los trastornos de ansiedad está basado en técnicas de exposición (Nathan & Gorman, 2007), que consiste en hacer afrontar al paciente a una situación temida de forma repetida, gradual, sistemática y bajo la supervisión de un psicoterapeuta. 

La terapia de exposición puede tomar muchas formas. Por ello, los tratamientos varían significativamente de un individuo a otro. Aquí hay cinco cosas esenciales que debe saber al respecto:

1. ¿Qué es la Terapia de exposición?

Es una herramienta vital en la terapia cognitivo-conductual (TCC) para tratar las fobias, el trastorno de pánico, el trastorno de estrés postraumático (TEPT), el trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) y el trastorno de ansiedad social.

La terapia de exposición es un tratamiento para las fobias y la ansiedad que comenzó en la década de los 50. Tiene sus raíces en la terapia conductual. Dicha terapia motiva al paciente a «afrontar sus miedos»; es decir, exponer a la persona al objeto o situación que le provoca ansiedad y estrés.

Terapia de exposición

2. Existen varios tipos de terapia de exposición

La terapia de exposición se puede realizar de muchas formas y también puede variar en duración. Los profesionales de la salud mental son los que deben determinar cuál es la terapia adecuada para el paciente y cuánto tiempo deben durar las sesiones.

En vivo. Consiste en exponer al paciente directamente al objeto, situación o actividad que produce ansiedad. Por ejemplo, se le puede pedir a una persona con fobia de las arañas que se acerque o manipule a dicho a animal.

Imaginación. En este caso, se le pide al paciente que imagine el objeto, situación o actividad temida. Si alguien tiene un trastorno de estrés postraumático, por ejemplo, el terapeuta podría pedirle al paciente que haga memoria de la experiencia traumática y la describa detalladamente para ayudarle a superar la sensación de miedo.

Realidad virtual. La realidad virtual (VR) es una excelente opción para cuando se hace difícil o inconveniente recrear situaciones de la vida real en la oficina. Por ejemplo, el miedo a volar. Además, en muchos casos con RV, el paciente se siente menos tenso que durante una exposición in vivo, lo cual mejora las posibilidades de éxito. 

Interoceptiva.  Con este método se realizan una serie ejercicios de exposición inofensivas que activan los sistemas físicos y fisiológicos temidos por el paciente. Por ejemplo, si un paciente con trastorno de pánico cree estar sufriendo ataque cardíaco se le puede indicar que se corra en el lugar para aumentar la frecuencia cardíaca y así aprenda que esto no representa ningún peligro.

Terapia de Exposición con Realidad Virtual

3- La realidad virtual puede ser tan eficaz como la terapia en vivo

La terapia de exposición con realidad virtual (RV) consiste en sumergir al paciente en un entorno virtual generado por ordenador. Más de 25 años de estudios científicos avalan la terapia de exposición con realidad virtual para tratar trastornos de la salud mental, como fobias y ansiedad generalizada. 

La Realidad Virtual es la tecnología avanzada y eficaz que está revolucionando el mundo de la salud mental. La evidencia científica demuestra resultados incluso más eficaces que las terapias clásicas.

4- Puede haber diferentes grados de exposición

La terapia de exposición también se puede controlar de diferentes maneras dependiendo de lo que sea más adecuado para el paciente. Éstos incluyen:

Exposición gradual: el psicólogo y el paciente trabajan juntos para construir una jerarquía de menor a mayor miedo para la exposición. El paciente comienza con exposiciones leves y luego pasa a las más difíciles.

Inundación: el paciente se expone primero a las tareas más desafiantes de la jerarquía de lo que le causa miedo. (Práctica común del en vivo).

Desensibilización sistemática: La idea es que la relajación inhiba gradualmente la ansiedad que es causada por las situaciones temidas hasta que se rompa la asociación entre la imagen estresante y la respuesta de ansiedad.

trastornos de ansiedad

5- Es el método más eficaz para tratar trastornos de ansiedad

Solo en EE. UU. El 18,1% de la población (alrededor de 40 millones de adultos) se ve afectada cada año y solo el 36,9% de los que la padecen reciben tratamiento. En el Reino Unido, el 7,8% de la población padece de ansiedad (y depresión), mientras que en España ese número es de 7,36%. En  general, se estima que el 7,3% de la población mundial padece trastornos de ansiedad.

Se estima que entre 60 y 90% de los pacientes mejoran significativamente después de la terapia de exposición. Muchos metanálisis han indicado que los beneficios seguían presentes tres años después del tratamiento.

La terapia de exposición para el estrés postraumático también ha mostrado resultados prometedores. En 2013, un estudio realizado en un grupo de veteranos de guerra, demostró que la terapia de exposición prolongada era eficaz en la reducción del estrés postraumático crónico y los síntomas de depresión causados por el mismo.

Por su parte, otro estudio realizado el mismo año, indicó que la terapia de exposición narrativa era eficiente para disminuir los síntomas de estrés postraumático en los sobrevivientes de un terremoto en China.

Referencias:

 

Otros artículos que te podrían interesar:

 



Optimized with PageSpeed Ninja