Tecnología 'wearable' para salud mental

Tecnología ‘wearable’ para salud mental

Tecnología ‘wearable’ para salud mental

Una de las vías potencialmente más eficientes, por su posible alcance demográfico, es la tecnología «wearable» para el tratamiento de trastornos de salud mental.

La tecnología digital entendida como telemedicina es un modo de paliar la distribución desigual de terapeutas. El Departamento de Salud y Servicios Humanos de EEUU confirma que este déficit de distribución de recursos médicos seguirá aumentando hasta 2025 (1).

Los dispositivos portátiles se convierten en una herramienta clave para detectar posibles trastornos en una primera fase. Las aplicaciones pueden recopilar información y evaluar la actividad de los pacientes a través de biomarcadores para intervenir a tiempo en los pacientes.

La compra de Fitbit, el fabricante de wearables más conocidos, por parte de Google por 2.100 millones de dólares, demuestran el rutilante interés en el desarrollo de estas tecnologías. Según ha declarado James Park, CEO de Fitbit, «Google es un socio ideal para avanzar en nuestra misión. Con los recursos y la plataforma global de Google, Fitbit podrá acelerar la innovación en la categoría de wearables, escalar más rápido y hacer que la salud sea aún más accesible para todos».

Otras empresas se encuentran desarrollando tecnología wearables para el tratamiento de la salud mental. Un dispositivo destacado es TouchPoint, unos gemelos neurocientíficos que se colocan en cada muñeca de forma preventiva por la mañana, mientras tomas café, o por la noche, para inducir al cuerpo a la calma antes de irte a dormir. Los TouchPoints también se pueden usar antes, durante o después de una situación estresante, ya sea una reunión de trabajo o en una conversación complicada emocionalmente.

Por otro lado, la empresa Otsuka America Pharmaceutical y Proteus Digital Health han desarrollado una tecnología wearable llamada Abilify MyCite, utilizada para tratar la esquizofrenia, el trastorno bipolar o bien como complemento para la depresión en adultos.

Según la empresa que ha desarrollado esta tecnología, hasta el 75% de los pacientes con esquizofrenia no toma sus medicamentos tal como se los recetaron; como consecuencia, el paciente desarrolla síntomas que no puede gestionar durante su día a día. Para solventar este problema, se ha desarrollado Abilify MyCite, una píldora con sensores que el paciente debe ingerir conectada a un parche que se coloca en el torso. Esta píldora informa a una App instalada en el smartphone del paciente qué necesita en cada momento.

Por otro lado, Awake Labs ha desarrollado una aplicación -aún en estado de prueba- en un reloj inteligente Samsung que permite que los cuidadores rastreen el estado emocional de los adultos con discapacidades intelectuales. Awake Labs espera que con los datos recopilados esta tecnología pueda utilizarse en más entornos.

No obstante, el desarrollo de Aplicaciones para el tratamiento de trastornos mentales tienen un lado que puede resultar comprometido. Según una investigación reciente publicada en el Journal of the American Medical Association, el 29 de las 36 aplicaciones mejor clasificadas para el tratamiento de la depresión y el abandono del hábito de fumar comparten datos con Google y Facebook que podrían comprometer la privacidad de las personas.

Por otro lado, Stephen Schueller, Profesor de ciencias psicológicas en la Universidad de California, estima que hay más de 10.000 aplicaciones disponibles para tratar trastornos de salud muy incompetentes y que, incluso, podrían resultar dañinas.

Los dispositivos portátiles actuales, tanto parches, gemelos, relojes o incluso tatuajes con sensores, tendrán un papel importante en la salud mental de los próximos años. Estaremos atentos a su desarrollo.

Referencias

(1) Health Resources and Services Administration/National Center for Health Workforce Analysis; Substance Abuse and Mental Health Services Administration/Office of Policy, Planning, and Innovation. 2015. National Projections of Supply and Demand for Behavioral Health Practitioners: 2013-2025. Rockville, Maryland.

Ebook Guía Clínica RV