Realidad virtual para la agorafobia

Realidad virtual para la agorafobia: preparación para la segunda ola del COVID-19

Para los pacientes que viven con agorafobia, los tiempos actuales pueden ser perturbadores. Otra ola de casos de COVID-19 está en el horizonte, y la mera idea de ingresar a espacios públicos podría empeorar tales condiciones mentales. Sin embargo, ¿la realidad virtual podría tener un efecto positivo en estos pacientes? Echamos un vistazo a algunos puntos clave de estudios recientes.

En las últimas semanas, los países están presenciando un aumento en los casos confirmados de COVID-19 e ingresos hospitalarios. La segunda ola, que se había temido desde que llegó la pandemia, está aquí. Sin embargo, el aumento repentino no viene sin compañía.

La incertidumbre vuelve a burbujear en el aire y las personas, como las que padecen agorafobia, quedan vulnerables en términos de su salud mental. El 84,7% de las personas con un diagnóstico de 12 meses de trastorno de pánico y agorafobia informaron un deterioro grave, mientras que el 39,0% de las personas con agorafobia y sin antecedentes de trastorno de pánico (aunque con ataques de pánico) describieron un grado similar de deterioro.

Es más, la ansiedad reforzada por la situación actual de COVID-19 satisface el miedo irracional y excesivo de estas personas a que los espacios abiertos o desconocidos puedan alimentar la exposición y la transmisión del virus.

Por último, lo que alimenta una mayor complejidad es la superposición entre la ansiedad similar al TOC y la agorafobia en los enfoques de diagnóstico y tratamiento.

Entonces, ¿podemos creer que una tecnología novedosa como la realidad virtual (RV) puede resultar efectiva en el tratamiento de la agorafobia, especialmente en un entorno pandémico? Hoy examinaremos tres puntos críticos de los estudios que investigan su uso en el tratamiento y nuestro objetivo es comprender el papel prospectivo de la RV en la agorafobia durante los próximos meses.

La eficacia de la RV se puede mejorar cuando se usa junto con la terapia cognitivo-conductual

En un estudio de caso específico de Martin et al., los investigadores describieron el uso de la realidad virtual en el tratamiento de una paciente con agorafobia. Esta línea de enfoque difería de los estudios anteriores, que habían incluido la exposición in vivo junto con la exposición a la realidad virtual. Para minimizar la posibilidad de factores de confusión, Martin et al. unió la exposición a la realidad virtual con componentes del entrenamiento cognitivo-conductual tradicional (TCC) y componentes de prevención de recaídas.

Los hallazgos fueron, por decir lo menos, interesantes.

Después del tratamiento con RV y durante el segundo seguimiento, la paciente suspendió la medicación que le había administrado su psiquiatra inicialmente. También se observó una reducción en el miedo, la evitación y la creencia en pensamientos catastróficos por conductas objetivo. Finalmente, se informó que la satisfacción del paciente fue alta después del tratamiento.

Aunque este es el estudio de un caso, estos resultados podrían extrapolarse para respaldar cómo la aplicación de la exposición virtual interoceptiva y situacional podría ayudar a mejorar la eficacia del tratamiento. Simultáneamente, si la RV se implementa con otros enfoques terapéuticos, aumenta la probabilidad de resultados alentadores para el paciente.

Realidad virtual para la agorafobia: preparación para la segunda ola de escenario pandémico COVID-19

La realidad virtual se acerca a la estandarización y es un estándar de oro para aumentar su receptividad

Una revisión sistemática y un metaanálisis publicados recientemente titulados “Ensayos controlados aleatorios que comparan específicamente la eficacia de la exposición a la realidad virtual con la exposición in vivo al estándar de oro en agorafobia, fobia específica y fobia social” ha arrojado luz sobre los tratamientos de realidad virtual para la agorafobia.

Los hallazgos no mostraron evidencia que apoye que la exposición a la realidad virtual sea significativamente menos efectiva que la terapia de exposición in vivo en fobia y agorafobia específicas. Los diferentes tamaños del efecto de los estudios individuales pueden atribuirse al hecho de que la tecnología era nueva durante los estudios iniciales. Las características técnicas no eran tan óptimas en su etapa inicial (la década de 2000) en comparación con ahora.

Sin embargo, el aumento de estudios y datos sobre la realidad virtual en los tratamientos mentales solo aumentará los efectos positivos de dicha tecnología terapéutica. Los profesionales de la salud mental ahora tienen acceso a información que puede mejorar el uso de esta tecnología. Al mismo tiempo, los problemas técnicos que habrían afectado los resultados de los pacientes se están abordando más que nunca para garantizar que tanto los pacientes como los terapeutas estén satisfechos con la realidad virtual. De hecho, es este enfoque hacia un estándar de oro lo que hará que la receptividad de la herramienta de terapia sea cada vez más personalizada.

Realidad virtual para la agorafobia: preparación para la segunda ola de escenario pandémico COVID-19

La realidad virtual proporciona un entorno de exposición más controlado y estable

Ambos estudios revelaron que la realidad virtual es diferente a otras líneas de terapia debido a sus características reguladas. A diferencia de la exposición in vivo, que puede variar de un escenario a otro, la RV brinda a los profesionales de la salud mental la posibilidad de aumentar la exposición gradualmente y ajustar las estrategias de tratamiento en consecuencia.

Puede que esto no parezca mucho, pero si estos estudios encontraron puntos en común, es que la exposición a la realidad virtual dejó a los pacientes más dispuestos a someterse al tratamiento. Las expectativas estaban más en línea con la realidad y los pacientes podían calmar sus miedos con ese pensamiento.

Si estás considerando la realidad virtual para tus pacientes, en Psious hemos diseñado varios entornos virtuales que tienen como objetivo brindar alivio a las personas con agorafobia. En los tiempos que corren, cuando tal condición puede agravarse con más frecuencia, tener las herramientas adecuadas a su disposición podría marcar la diferencia en la satisfacción y el crecimiento del paciente.

¡Ven y echa un vistazo! Estaremos encantados de agendarte una sesión de demostración.

Otros artículos que te podrían interesar:

 



Optimized with PageSpeed Ninja