Cómo la música puede ayudar a las personas con TDAH

Cómo la música puede ayudar a las personas con TDAH

El trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) es una afección crónica que implica hiperactividad, impulsividad e incapacidad para concentrarse o mantener la atención durante mucho tiempo. Como resultado, las personas con TDAH a menudo tienen problemas para seguir instrucciones y completar tareas complejas. El TDAH se diagnostica con más frecuencia en la infancia, pero también a muchos adultos se les diagnostica más tarde, a lo largo de su vida. Vivir con TDAH a menudo causa frustración y estrés durante un período prolongado.

Hay muchas terapias disponibles para tratar el TDAH y se ha descubierto que la musicoterapia es eficaz para aumentar la capacidad de concentración y promover la relajación. La música suele ser una distracción, pero parece que algunas personas con TDAH pueden incluso beneficiarse al escuchar ciertos sonidos y acordes.

¿Qué música funciona mejor para las personas con TDAH?

Para mejorar los síntomas del TDAH, como por ejemplo la falta de concentración, la música tranquila con ritmos fáciles de seguir es la que mejor puede funcionar. Dado que el TDAH puede implicar dificultades para rastrear el tiempo y la duración, escuchar música es beneficioso porque se basa en estructura, tiempo y ritmo.

La música clásica de compositores como Mozart, Bach y Vivaldi son solo algunos ejemplos de música con un ritmo estructurado que ha funcionado bien con personas que tienen problemas para concentrarse.

Algunos síntomas del TDAH pueden estar relacionados con niveles bajos de dopamina, un neurotransmisor que influye en cómo sentimos placer. Se ha descubierto que escuchar música que te gusta puede aumentar la dopamina.

Lo que no deberían escuchar

Si bien escuchar algunos tipos de música puede ayudar a controlar los síntomas del TDAH, ciertos tipos de música pueden tener el efecto contrario.

La música que no tiene un ritmo preciso o que tiene un ritmo muy rápido puede ser perjudicial si se está tratando de mejorar la concentración o la concentración mientras trabaja o se hacen las tareas escolares. Además, las canciones con letra pueden distraer, así como también escuchar una emisora de radio o servicio de streaming con muchas interrupciones comerciales.

El ruido blanco también funciona

El ruido blanco combina sonidos de todas las frecuencias y, a menudo, se utiliza para enmascarar otros sonidos. Algunos ejemplos de ruido blanco son el zumbido de los aires acondicionados, el zumbido de los ventiladores, la estática de la televisión, la radio y el silbido de los radiadores.

Según un estudio de 2007, los niños con TDAH se desempeñaron mejor en las tareas verbales y de memorización mientras escuchaban ruido blanco, mientras que los que no tenían TDAH no lo hicieron tan bien.

Un estudio más reciente publicado en 2016 concluyó que el ruido blanco mejora la cognición en niños con TDAH. Aún así, dado que la gravedad del TDAH abarca un amplio espectro, los investigadores afirmaron que los hallazgos no se aplican a todos los casos de TDAH.

Si bien la mayoría de las investigaciones sobre el TDAH y el ruido blanco se han centrado en los niños más pequeños, los resultados también se aplican a los jóvenes y a los adultos con TDAH. Escuchar ruido blanco podría ser beneficioso para quienes tienen problemas para concentrarse en las tareas escolares o laborales.

Musicoterapia para niños con TDAH

Las personas con TDAH suelen estar llenas de energía, tanto física como mentalmente. Sus pensamientos se mueven a una velocidad récord, lo que dificulta reducir la velocidad y concentrarse en una cosa a la vez o concentrarse durante mucho tiempo en una tarea. Un estudio realizado en 2020 mostró que la música parecía mejorar la concentración y la atención en los niños diagnosticados con TDAH.

La musicoterapia ha sido eficaz para las personas con TDAH porque anhelan el tipo de estructura que proporciona la música. Las canciones utilizadas en musicoterapia son predecibles; tienen principios, medios y finales claros. Los ritmos y los latidos también tienen estructuras específicas y pueden ayudar a las personas a organizar mejor sus pensamientos y mejorar su capacidad de concentración.

Los entornos de realidad virtual de PSIOUS pueden ser un complemento de apoyo para los profesionales que trabajan con trastornos como el TDAH. Las áreas de realidad virtual son inmersivas y tienen la opción de repetición de escenas. También permiten al profesional tratante controlar los parámetros de la experiencia de realidad virtual. Si estás interesado en aprender más sobre la realidad virtual y cómo podría beneficiar tu práctica, contáctenos para una demostración gratuita.

Otros artículos que te podrían interesar:

 

Tags:
,