Consultorio de psicología

Cómo crear un consultorio de psicología que tus pacientes quieran visitar

Cómo tener y decorar un consultorio de psicología que tus pacientes quieran visitar

Un consultorio de terapia puede ser percibido de diferentes maneras. ¿Tu consultorio da la bienvenida a que los pacientes hablen abiertamente sobre sus problemas? Para que ellos se sientan cómodos cuando te visiten, te recomendamos que consultes estos consejos a continuación para que el espacio de la terapia sea atractivo y receptivo.

Para la mayoría de los pacientes que acuden a terapia, el consultorio clínico representa un espacio de seguridad o refugio. Es donde muchos irán a expresar preocupaciones y miedos y contar historias de seres queridos… donde algunos se dejarán ver vulnerables y hablarán sobre pensamientos o sentimientos que nadie más conoce. Es donde, por un momento del día, una persona puede dejarse llevar y encontrar consuelo en las percepciones y la ayuda de un terapeuta.

Y, sin embargo, ¿cuántas veces has visto u oído hablar de clínicas cuyos espacios no fomentan tal apertura o calidez? Quizás las luces del techo sean de un amargo azul-blanco, parpadeando sin parar. Quizás el sofá lleva parches de diferentes telas o las fotos en blanco y negro que cuelgan de la pared reflejan un aire de rancio en una habitación que necesita una renovación.

Es por eso que hemos reunido algunos consejos e ideas para optimizar tu clínica de terapia y dar a los pacientes una cálida bienvenida. Y es que, como en el hogar, la terapia es donde los pacientes deben sentirse más a gusto.

De blanco y negro a azules y verdes

No hace falta decir que la elección del color en la decoración y las paredes es esencial. Los colores específicos connotan diferentes emociones y pueden crear un ambiente, ya sea intencional o no.

Por ejemplo, elige el color verde. Este color evoca la exuberancia de los árboles y los bosques y habla del carácter saludable de la naturaleza. Si bien puede que no parezca mucho, el famoso trascendentalista estadounidense Henry David Thoreau dijo una vez: «La naturaleza está haciendo todo lo posible en hacernos bien en cada momento… ‘Naturaleza’ es solo otro nombre para la salud…» el color verde respira tranquilidad y, paradójicamente, vitalidad, y puede ser una opción complementaria al objetivo principal de los pacientes de tener una mejor salud mental.

Al elegir colores y tonos para tu clínica, es igualmente importante tener en cuenta la intensidad del color. Es posible que un verde lima brillante no produzca el efecto calmante que tendría, por ejemplo, con un verde oliva oscuro.

Es por eso que vale la pena mirar algunas herramientas que puedes conseguir en internet, como Pantone Color Finder y Coolors Scheme Generator. Estos programas pueden ayudarte a lograr un delicado equilibrio en la elección del color para la decoración y las paredes de tu clínica de terapia. Pantone Color Finder es un excelente programa que le proporciona una variedad de tonos de colores para que puedas seleccionar el color más adecuado con precisión. Si hay un tono específico que llama más tu atención, puedes hacer clic en uno de los cuadros de tono para reducir las opciones. Del mismo modo, si este sitio no es suficiente y deseas una solución más rápida y completa, puedes aprovechar Coolors Scheme Generation. Cuenta con diferentes características, pero el favorito entre los usuarios es su generador de paleta de colores aleatorios. Con un simple clic, puedes pasar por distintas paletas de colores para obtener una inspiración fresca.

Independientemente de la herramienta que utilices, no debes olvidar que los colores que integres en su clínica pueden ser el factor de “triunfar o decepcionar” a los pacientes.

Calidez con toques minimalistas

A veces, no se necesita mucho para hacer una gran diferencia. En espacios más pequeños o para aquellos con recursos limitados, centrarse en detalles menores como cojines, cortinas o lámparas puede darle calidez a cualquier espacio aburrido.

Por ejemplo, si tiene un sofá para pacientes que es gris, ¿por qué no agregar dos o tres cojines de diferentes tamaños, colores o estampados? Muchos profesionales de la salud mental ya han integrado elementos de diseño nórdicos y japoneses para mantener un enfoque minimalista y que al mismo tiempo fomentan la receptividad.

En esta misma línea, también puedes incluir más plantas para ayudar a los pacientes a experimentar un aumento en sus niveles de humor. En un estudio que exploraba el efecto de las vistas desde las ventanas y las plantas de interior sobre las respuestas fisiológicas humanas en los entornos laborales, los investigadores Chang y Chen encontraron que las personas estaban menos ansiosas o nerviosas cuando habían plantas de interior y/o el espacio tenía una vista desde una ventana de un entorno natural. Dicho esto, comprar una planta o dos para tu consultorio puede facilitar que los pacientes tengan a sesiones de terapia más fructíferas.

Finalmente, si no has pensado en la iluminación, estás perdiendo una oportunidad. Imagínate un momento en el que tuviste una cita romántica por la noche. ¿Cómo recuerdas la iluminación de la habitación? ¿Era brillante o las luces estaban ligeramente atenuadas? ¿Las bombillas brillaron con una corriente de luz azul-blanca o, en cambio, con tonos rojizos-amarillentos?

Ocurre algo cuando estás en una habitación con iluminación suave y cálida que crea un ambiente más tranquilo. Es como un suave recordatorio de los colores acogedores proyectados en las paredes por una chimenea crepitante. Por el contrario, tener luces blancas y frías podría evocar los interrogatorios de los 80, tan comunes en los dramas policiales, con la luz cegadora que deslumbra a los acusados.

Los pacientes deben sentirse en un lugar seguro, y no bajo un examen desafiante.

Si te han gustado estos consejos sobre cómo hacer de tu clínica un espacio más acogedor, en Psious te sugerimos que eches un vistazo a otras publicaciones sobre marketing y SEO para psicólogos. 

Otros artículos que te podrían interesar:



Optimized with PageSpeed Ninja