Con la realidad virtual se reduce el ratio de abandono en terapias

realidad virtual se reduce el ratio de abandono en terapias

Con la realidad virtual se reduce el ratio de abandono en terapias

Con la llegada de las nuevas tecnologías en la salud mental, aumentan dudas y preguntas sobre su eficacia y aportación respeto a los tratamientos tradicionales. 

Amanda A. Benbow y Page L. Anderson publicaron este año en el Journal of Anxiety Disorder una meta-análisis que intenta comparar el sesgo de deserción en el tratamiento psicológico de ansiedad en terapias in vivo y a través del uso de la realidad virtual.

Con sesgo de deserción (attrition), los investigadores se refieren a una falta de constancia en el tratamiento antes de que la terapia haya sido completada (Swift & Greenberg, 2012; citado en Amanda A. Benbow & Page L. Anderson, 2019). El impacto negativo del abandono de la terapia es inevitable ya que el paciente no recibe beneficio, puede que se desanime y no vuelva a buscar soluciones de tratamiento (Björk, Björck, Clinton, Sohlberg, & Norring, 2009; Lampropoulos, 2010; citado en Amanda A. Benbow & Page L. Anderson, 2019).

Hasta ahora, solo el estudio de Opriş et al. (2012), se dedicó a confrontar la ratio de abandono entre las dos tipologías de terapia, llegando a la conclusión que no hay una diferencia significativa. Igualmente, según Amanda A. Benbow y Page L. Anderson (2019), el estudio de Opriş et al. (2012) tiene unas limitaciones ya que realmente no llega a estimar ningún índice. La investigación demuestra que hay factores demográficos y socioeconómicos que están asociados a mayor riesgo de abandono en la terapia de adultos (Swift & Greenberg, 2012; citado en Amanda A. Benbow & Page L. Anderson, 2019). Es posible que más factores influyan de manera específica en la VRET (virtual reality exposure therapy) como la posibilidad de sufrir de mareo durante el uso de la realidad virtual, así como la asignación de deberes entre una sesión de terapia y la otra. Asimismo, la intervención entre las sesiones de terapia en RV enseñó una significativa reducción del abandono, 17.1% comparado con un 25.2% en los casos donde no se aplicó. Realmente, el sesgo de abandono con RV tiene que entenderse junto a sus moderadores. 

En su investigación, Amanda A. Benbow & Page L. Anderson (2019) localizaron como principales razones de abandono de la terapia con realidad virtual, el fracaso en sumergirse adecuadamente en el entorno, mareo, problemas a la vista e incomodidad a hablar con el terapeuta sin poderlo ver. En el caso del tratamiento in vivo, se relevó que la principal razón de abandono fue el miedo a la exposición directa al estímulo fóbico

Es favorable que en el caso de poder elegir, más personas escogerían ser tratados a través de realidad virtual respeto a la exposición in vivo, y quien escoja VRET es más probable que finalizará su tratamiento en comparación con quien no tuvo elección. Investigaciones previas también sugieren que, frente a la posibilidad de elegir, la mayoría de los pacientes escogería la VRET en comparación con la exposición in vivo (Garcöa-Palacios, Hoffman, KwongSee, Tsai, & Botella, 2001; García-Palacios, Botella, Hoffman, & Fabregat, 2007; citado en Amanda A. Benbow & Page L. Anderson, 2019). 

Sin embargo, las conclusiones que trajeron los estudiosos son que no existe una diferencia significativa en el sesgo de deserción entre VRET e in vivo. A nivel global, la ratio de abandono para la realidad virtual para trastornos de ansiedad es del 16%, ligeramente inferior a estimaciones de la terapia in vivo de 19,6% y 19.7% reportadas respectivamentes por Fernandez, Salem, Swift, & Ramtahal (2015) y Swift & Greenberg (2012) (Amanda A. Benbow & Page L. Anderson, 2019). 

Es indiscutible que, pese a que la diferencia en la ratio de abandono entre los dos tipos de terapia parezca poco significativa, numerosas investigaciones demostraron una ventaja muy consistente de la realidad virtual: permite tratar las fobias a través de la exposición sin necesitar un acercamiento real al estímulo fóbico, situación que incomoda y puede ser demasiado intensa e intimidante para algunos pacientes (Meyerbröker & Emmelkamp, 2010; Opriş et al., 2012; Peñate Castro et al., 2014; citado en Amanda A. Benbow & Page L. Anderson, 2019). Merece atención también saber que, en la VRET las intervenciones entre sesiones de tratamiento reducen los casos de abandono, además de mejorar la alianza terapéutica (Cronin, Lawrence, Taylor, Norton, & Kazantzis, 2015; citado en Amanda A. Benbow & Page L. Anderson, 2019). A pesar de que todavía no ha sido investigada la función de la alianza terapéutica como moderador en el caso específico de la VRET, según investigaciones previas, la alianza terapéutica es un factor importante de reducción del abandono en la terapia tradicional.

Con el lanzamiento de nuestra plataforma 3.0, en Psious ponemos a disposición de los profesionales de la salud mental más de 100 entornos de realidad virtual, 2D y videos 360, para el tratamiento fobias, ansiedad generalizada, ansiedad social, estrés, TOC, TEPT, trastornos de la alimentación, gestión del dolor, bullying técnicas de relajación y mindfulness.

Otros artículos que te podrían interesar:

Guia clinica realidad virtual