El calor extremo contribuye a empeorar la salud mental

El calor extremo contribuye a empeorar la salud mental

Es un hecho bien conocido que las condiciones climáticas pueden afectar significativamente el bienestar físico y mental. El calor extremo puede provocar problemas severos, y se han documentado aumentos en las visitas a la sala de emergencias relacionadas con la salud mental y las hospitalizaciones psiquiátricas en los calurosos meses de verano.

El calor intenso generalmente se asocia con la fatiga y la sensación de desmotivación. Las altas temperaturas pueden afectar los niveles de energía, ya que el aire a menudo se siente opresivamente pesado en climas cálidos.

Los estudios han encontrado que algunos medicamentos como los antidepresivos pueden afectar la capacidad del cuerpo para regular la temperatura, lo que significa que las personas que viven con enfermedades mentales a menudo tienen un mayor riesgo de muerte relacionada con el calor por insolación y agotamiento por calor.

El calor extremo no solo afecta la salud física de las personas que padecen una enfermedad mental, sino que también puede exacerbar los síntomas de las afecciones de salud mental. En este artículo, examinaremos cómo el calor extremo contribuye al empeoramiento de la salud mental.

El impacto del calor extremo en el comportamiento

Según un estudio en Toronto, las temperaturas superiores a 82 grados Fahrenheit (28 grados Celsius) llevaron a un aumento de las visitas a la sala de emergencias por afecciones como trastornos del estado de ánimo y esquizofrenia.

Un estudio en Australia produjo resultados similares, con un aumento de las admisiones hospitalarias por trastornos mentales y del comportamiento en un 7,3% durante las olas de calor donde la temperatura se mantuvo por encima de los 80 grados Fahrenheit (26,7 grados Celsius).

Existe evidencia que vincula el calor extremo y el suicidio. En el estudio publicado en Nature Climate Change, la investigación mostró un aumento del 0,7% de los suicidios en los Estados Unidos y del 2,1% en México por cada 1 grado Celsius (1,8 grados Fahrenheit) de aumento de temperatura. El mismo estudio mostró un aumento en el lenguaje depresivo, la ideación suicida y una disminución del bienestar mental general, todos asociados con el aumento de la temperatura.

La pérdida del sueño es otro efecto de la temperatura alta, y la falta de sueño puede empeorar la depresión, la ansiedad y los trastornos del estado de ánimo y afectar profundamente la cognición. También tiene el potencial de disminuir las habilidades de afrontamiento.

Las personas vulnerables con enfermedades mentales son las más expuestas al calor extremo

Los efectos del calor extremo y otros eventos relacionados con el cambio climático tienden a afectar más a algunas de las poblaciones más vulnerables. Se ha establecido un vínculo entre la pobreza y las enfermedades mentales. Esto incluye a aquellos que viven en viviendas deficientes y las personas sin hogar que tienen poco control sobre su entorno y poca capacidad para protegerse de la exposición al calor.

Las personas que toman ciertos medicamentos psiquiátricos también tienen un mayor riesgo de contraer enfermedades relacionadas con el calor. Por ejemplo, los antidepresivos y los antipsicóticos pueden afectar la forma en que el cuerpo regula la temperatura, y las personas con trastornos del estado de ánimo pueden experimentar cambios drásticos en los síntomas a medida que aumentan las temperaturas.

Aquellos que viven con trastornos por uso de sustancias también son más vulnerables a los efectos adversos en la salud mental relacionados con el calor. Los estudios han demostrado un vínculo entre el aumento de calor, las sobredosis y la intoxicación por alcohol.

Por ejemplo, mientras investigaba la acelerada crisis climática, el Centro Howard de Periodismo de Investigación descubrió que las llamadas relacionadas con el abuso de sustancias aumentaron más del doble en Baltimore, Estados Unidos, durante una peligrosa ola de calor en el verano de 2018.

RV para tratar síntomas de salud mental relacionados con el calor

Aunque es poco lo que muchas personas pueden hacer para controlar su entorno cuando se trata de calor extremo, los tratamientos efectivos pueden controlar los síntomas de salud mental que las altas temperaturas y la alta humedad pueden exacerbar.

La realidad virtual (RV) está cambiando el panorama del tratamiento de salud mental con sus terapias inmersivas. Los productos de realidad virtual como el que proporciona PSIOUS se han utilizado para controlar el estrés, los trastornos del estado de ánimo, la esquizofrenia, las fobias y ayudar a las personas a controlar su bienestar mental general.

 

Otros artículos que te podrían interesar:

 



Optimized with PageSpeed Ninja