Los Beneficios de la Realidad Virtual en Salud Mental

Beneficios Realidad Virtual en Salud Mental

Los Beneficios de la Realidad Virtual en Salud Mental

La RV empezó como una tecnología utilizada por militares y pilotos de aviación como simulación y entrenamiento (Wiederhold & Wiederhold, 1998) para luego desarrollarse como tecnología para entretenimiento y posteriormente entrar en el mundo de la psicología, medicina, y educación. 

El uso de la RV en psicología cumple ya más de 25 años. Con los primeros estudios se vio el potencial de la RV, así como la necesidad de mayor desarrollo para llegar a obtener resultados más significativos.

A día de hoy los equipos de RV han evolucionado al igual que los entornos virtuales y los avatares, tanto que su difusión hizo que el precio de la realidad virtual bajara notablemente, hasta poder considerarse una tecnología accesible a todos.

¿Qué aporta la RV en psicología respecto a las herramientas tradicionales?

La realidad virtual, gracias a la inmersión (calidad de la estimulación multisensorial) y la interacción, hace que la persona se sienta físicamente dentro de los entornos virtuales.

La RV en psicología permite aplicar las técnicas de exposición, desensibilización sistemática, respiración diafragmática, relajación muscular, visualización/imaginería, mindfulness y EMDR sin la necesidad de usar la imaginación o salir de la consulta.

Eso reduce enormemente el esfuerzo por parte del paciente, aumenta su predisposición a la terapia y mejora la adherencia terapéutica. 

Asimismo, los entornos de realidad virtual permiten configurar determinadas variables con la finalidad de controlar y adaptar la intervención a las características del paciente, y también permite repetir determinadas condiciones las veces necesarias para trabajar un objetivo terapéutico.

Beneficios de la Realidad Virtual en Salud Mental

Mayor practicidad con RV

Al igual que las técnicas de exposición in vivo, la exposición con realidad virtual ha demostrado ser más efectiva que la imaginación. Eso permite tratar más pacientes en menos tiempo.

El uso de la RV en psicología es rentable porque reduce los costes y aumenta la practicidad ya que, eliminando la exposición en vivo, no es necesario ningún desplazamiento por parte del terapeuta y su paciente; todo lo necesario ya estará en la consulta.

Realidad virtual de Psious

En Psious desarrollamos esta tecnología para la intervención en salud mental y disponemos de más de 70 entornos virtuales configurables y adaptables según las necesidades de cada paciente.  

Todos nuestros entornos se basan en la revisión bibliográfica de estudios validados y en la experiencia clínica de profesionales de la salud mental.

Ebook Guía Clínica RV

Bibliografia 

Wiederhold BK. & Wiederhold MD. (1998) A Review of Virtual Reality as a Psychotherapeutic Tool.  CyberPsychology & Behavior. January 1998, Vol. 1, No. 1: 45-52.

Marples-Keller J. L., Bunnell Brian. E., Kim Sae-Jin, Rothbaum Barbara O. (2017). The use of virtual reality technology in the treatment of anxiety and other psychiatric disorders. Harvard Review of Psychiatry.

Difede J., Cukor J., Jayasinghe N., Patt I., Jedel S., Spielman L., Giosan C., Hoffman H. G. (2007). Virtual Reality Exposure Therapy for the treatment of Posttraumatic Stress Disorder following September 11, 2001. J. Clin Psychiatry 68:1639–1647

Gorini A., Riva G. (2008). Virtual reality in anxiety disorders: the past and the future. Expert Rev. Neurotherapeutics 8(2), 215–233

Rus-Calafell M., Gutiérrez-Maldonado J., Ribas-Sabaté J. (2014). A virtual reality-integrated program for improving social skills in patients with schizophrenia: A pilot study. Journal of Behavior Therapy and Experimental Psychiatry. 45. 81-89.

Saiano M., Pellegrino L., Summa S., Garbarino E., Rossi V., Dall’Agata D., Sanguineti V. (2015). Natural interfaces and virtual environments for the acquisition of street crossing and path following skills in adults with Autism Spectrum Disorders: a feasibility study. Journal of NeuroEngineering and Rehabilitation. 12:17.

Aresti-Bartolome N., Garcia-Zapirain B. (2014). Technologies as Support Tools for Persons with Autistic Spectrum Disorder: A Systematic Review. International Journal of Environmental Research and Public Health. 11, 7767-7802.

Bellani M., Fornasari L., Chittaro L., Brambilla P. (2011). Virtual reality in autism: state of the art. Cambridge University Press.

Opris, D., Pintea, S., García-Palacios, A., Botella, C., Szamosköki, S. (2012). Depression and Anxiety, 29, 85-93. But also, recent studies suggest that, in chronic patients, the number of dropouts is much lower than using conventional studies.

Peñate-Castro, W., Roca Sánchez, M.J., Pitti-González, C.T., Bethencourt, J.M., de la Fuente- Portero, J.A., Garcia-Marco (2014). Cognitive-behavioral treatment and antidepressants combined with virtual reality exposure for patients with chronic agoraphobia. International Journal of Clinical and Health Psychology, 14, 9-17.

Amanda A. Benbow, Page L. Anderson (2019). A meta-analytic examination of attrition in virtual reality exposure therapy for anxiety disorders. Journal of Anxiety Disorders 61, 18-26.

Helene S. Wallach, Marilyn Phyllis Safir and Margalit Bar-Zvi (2009). Virtual Reality Cognitive Behavior Therapy for public speaking anxiety: A randomized clinical trial. Sage Publications, Vol 33, N 3, 314-338.Fernandez, E., Salem, D., Swift, J. K., & Ramtahal, N. (2015). Meta-analysis of dropout from cognitive behavioral therapy: Magnitude, timing, and moderators. Journal of Consulting and Clinical Psychology, 83(6), 1108-1122. 

Morina N., Ijntema H., Meyerbröker K., Emmelkamp P. M.G. (2015). Can virtual reality exposure therapy gains be generalized to real-life? A meta-analysis of studies applying behavioral assessments. Behaviour Research and Therapy. 74. 18-24.

Swift, J. K., & Greenberg, R. P. (2014). A Treatment by disorder meta-analysis of dropout from Psychotherapy. Journal of Psychotherapy Integration, 24(3), 193–207. 

Fernandez, E., Salem, D., Swift, J. K., & Ramtahal, N. (2015). Meta-analysis of dropout from cognitive behavioral therapy: Magnitude, timing, and moderators. Journal of Consulting and Clinical Psychology, 83(6), 1108-1122.

Otros artículos que te podrían interesar: